7.21.2007

TRADICION Y VANGUARDIA CON NUESTROS DULCES MEXICANOS



La ciudad de Texcoco es la región donde se comenzó con esta rica tradición de la cristalización de los frutos con el afán de conservar por mas tiempo en buen estado las frutas que en temporada había en demasía y llegaban a pudrirse por se tanta la cantidad en existencia y la dificultad de conseguirlas fuera de temporada orillo a los habitantes de esta hermosa región del valle de México
A implementar una técnica de cristalización a través del azúcar hacían en casos de cobre un almíbar y metían en este higos naranjas, limones, papayas, piñas en fin un sinnúmero de frutas, las dejaban secar por todo un día al sol y al siguiente hacían un almíbar aun mas denso que el primero y sumergían de nueva cuenta las frutas absorbían asi una gran cantidad de azucar y se secaba de nueva cuenta al sol logrando así la cristalización. Estas costumbres fueron adoptando por el pueblo y empezó a formar parte de sus tradiciones y su gastronomía por ejemplo no podríamos concebir unos chiles en nogada sin estas o un pastel de navidad, o los famosos limones de Tecoman colima rellenos de cocada no existirían. Estos dulces los hemos comido desde nuestra niñez los mexicanos alo mejor los procesos de producción en algunas familias se han conservado artesanalmente en otras ha evolucionado mas industrial mente la cuestión es que siguen estando presentes pero un tanto cuanto olvidados por nosotros la realidad es que un sinnúmero de familias han sobrevivido generación tras generación de estos dulces y si los mandamos al olvido estas familias tendrán que sobrevivir de otras cosas y desaparecerán neutras tradiciones. Hagamos pues que conviva tradición y vanguardia con nuestros dulces mexicanos.

1 comentario:

francisco migliore dijo...

nuevamente y mil veces te felicito por tu aporte al rescate y conocimiento de la cultura gastronomica prehispanica
saludos